21 marzo 2016

Real Madrid 4-0 Sevilla FC. Mala imagen del Sevilla y peor arbitraje...


El Sevilla FC cayó goleado por cuatro goles a cero frente al Real Madrid en el Santiago Bernabéu. El encuentro estuvo marcado por los constantes errores arbitrales en ambas direcciones, aunque el conjunto sevillista fue el principal damnificado por las decisiones del colegiado.

Las claves del partido:
  • Unai Emery pecó de conservador en su planteamiento inicial. Prácticamente, el Sevilla solo tenía un jugador ofensivo sobre el terreno de juego (Gameiro), que permanecería demasiado aislado, pues solo Iborra y los laterales tenían instrucciones de llegar al área contraria.
  • El Sevilla notó considerablemente las ausencias de Banega, N´Zonzi y Krohn-Dehli. El centro del campo apenas creó juego y sin Reyes sobre el campo, la pelota apenas le duraba al conjunto sevillista. Además, sin hombres desequilibrantes en las bandas, el Sevilla apenas podía crear peligro.
  • El penalti que Keylor Navas detuvo a Gameiro hubiera significado el 1-1. El delantero francés desperdició el regalo de Varane y se llegó al descanso con derrota por la mínima.
  • El gol mal anulado a Gameiro habría supuesto el 1-1. El partido habría cambiado radicalmente y las gradas del Bernabéu habrían comenzado a impacientarse.


El Sevilla presentó el siguiente once inicial en el Bernabéu: Sergio Rico, Coke, Kolo, Rami, Tremoulinas, Krychowiak, Cristóforo, Iborra, Sergio Escudero, Diogo y Gameiro.


La opción de jugar con Sergio Escudero por delante de Tremoulinas en la banda izquierda era algo con lo que se contaba tras conocer que Krohn-Dehli no podría estar en el Bernabéu. Sin embargo, resultó realmente sorprendente que Unai Emery se decantara por la opción utilizar a otro lateral desdoblado en la banda opuesta (Diogo) y sacrificara a Reyes. Así, el Sevilla saltó al terreno de juego con dos laterales ocupando la posición de extremos.

El Sevilla comenzó fuerte en los primeros compases del encuentro, presionando arriba e intentado jugar en campo contrario. En apenas cuatro minutos, el conjunto nervionense había conseguido llegar con cierto peligro hasta en tres ocasiones, incluído un centro peligrosísimo de Tremoulinas que se fue cerrando y que la madera y Keylor Navas impidieron que terminara colándose. Sin embargo, a pesar del buen comienzo de los sevillistas, el Real Madrid acabó adelantándose a las primeras de cambio, cuando a los seis minutos, Benzemá engatilló un centro de Bale desde el costado derecho ante el que poco pudo hacer Sergio Rico.

En un principio, el Sevilla no se descompuso y contestó un par de minutos después con una volea de Gameiro en el interior del área que se marchó por encima del larguero. Pero con el paso de los minutos, el Real Madrid se fue adueñando del esférico y el Sevilla comenzó a difuminarse, agobiado por las continuas llegadas de los madridistas y sin poder dar más de dos toques seguidos. 
Los locales creaban demasiado peligro por los costados y eso que el conjunto sevillista tenía cuatro laterales sobre el terreno de juego. Así, el conjunto dirigido por Zidane fue acumulando ocasiones y solo el acierto de Sergio Rico impidió que la distancia en el marcador aumentara. Además, en el minuto 17, el colegiado anuló un gol legal a Bale por posición antireglamentaria.

El centro del campo del Sevilla era prácticamente inexistente, no había elaboración y la defensa no estaba a la altura. Aún así, el conjunto sevillista se encontró con un regalo inesperado cuando Varane cometió penalti sobre Rami tras una falta botada por Reyes.
Sin embargo, Gameiro no logró engañar a Keylor Navas desde los once metros y el guardameta madridista detuvo el lanzamiento dando algunos pasos hacia delante y permaneciendo en una posición más adelantada de lo habitual. Ahí se le escapó el empate al Sevilla.


El resto del primer periodo continuó con dominio local y el resultado con el que se llegó al descanso (1-0), al menos, mantenía al conjunto sevillista con opciones.

En la reanudación, Unai Emery reconoció su error y sustituyó a Diogo por Reyes. El portugués había deambulado sobre el terreno de juego sin encontrar su sitio y ofreciendo un rendimiento muy pobre tanto en ataque como en defensa. El Sevilla, con Reyes sobre el campo, mejoró sus prestaciones y daba mayor sensación de peligro.

En el 57´, el colegiado del encuentro señaló el punto de penalti en una acción de Reyes sobre Modric, donde el croata parecía estar buscando el suelo desde varios metros atrás. La repetición no ofrecía dudas, Modric dejaba la pierna atrás y luego se tiraba a la piscina. No obstante, Cristiano Ronaldo mandó el balón muy arriba desde los once metros y desperdició la ocasión de aumentar la renta en el marcador.


Apenas cinco minutos después, un contragolpe magistralmente llevado por Reyes acabó en gol de Gameiro pero el colegiado anuló el gol a instancias de su asistente por posición antireglamentaria. Otro grave error, pues el delantero francés partía en posición legal y el gol del empate tendría que haber subido al marcador.


Del posible 1-1 se pasó al 2-0 casi acto seguido, obra de Cristiano Ronaldo tras una buena asistencia de Danilo por el costado izquierdo del Sevilla, y apenas dos minutos después, el Real Madrid sentenció el encuentro con un gol de Bale tras asistencia de Benzemá, quien probablemente estaba en fuera de juego antes de asistir al galés. Unai Emery decidió entonces realizar un doble cambio y retiró del terreno de juego a Iborra y Cristóforo por Mariano y Juan Muñoz.

En los compases finales del partido, el Sevilla intentó marcar el gol de la honra y disfrutó de algunas ocasiones claras para hacerlo pero el desacierto de los atacantes y alguna que otra excelente intervención de Keylor Navas lo impidieron. En el 86´, Jesé, que había entrado en la segunda parte, hizo el cuarto tanto para redondear la goleada. Mal partido de los sevillistas, que estuvieron muy lejos de ser el equipo rocoso y peligroso a la contra que fueron en el Camp Nou. Una vez más, derrota a domicilio aunque entrara dentro de lo razonable a priori. La distancia con la cuarta plaza se va hasta los seis puntos.

fuente fotos:www.sevillafc.es

1 comentario:

  1. Este es un juego muy emocionante. Los dos equipos están igualados. Así que ganar o perder ya no es importante. Lo más importante es el proceso. Real Madrid sigue actuando maravillosamente. Camiseta del Real Madrid será mi elección.

    ResponderEliminar