23 noviembre 2015

Julien Escudé. El Mariscal del área


Julien Escudé fue defensa central del mejor Sevilla que se ha conocido hasta la fecha. El defensor francés permaneció siete temporadas en el conjunto sevillista, conquistando seis títulos. Firmó por el Sevilla comenzada en la temporada 2005/2006 y se marchó al término de la campaña 2011/2012.

Sus inicios en Francia
Julien Escudé nació en la ciudad francesa de Chantres en un 17 de agosto de 1979. Julien no fue el único deportista de la familia, su padre, Paul Escudé, fue futbolista e incluso llegó a jugar en el filial del Girondins de Burdeos pero una grave lesión le impidió seguir progresando en su carrera y se convirtió en entrenador. Su hermano mayor, Nicolás Escudé fue tenista profesional desde 1995 hasta 2006, llegando a ser el jugador nº 17 del mundo y proclamándose campeón de la Copa Davis. 

Julien Escudé se formó en la cantera del Olympique de Lyon, posteriormente continuó su formación en los juveniles del AS Cannes, llegando a debutar con el primer equipo en la temporada 1998/1999, por aquel entonces el club se encontraba en segunda división. Debutó en primera división la temporada siguiente (1999/2000), en la que firmó su primer contrato profesional con el Stade Rennais FC, a la edad de 20 años. Escudé contó con bastantes minutos en su primera temporada en la máxima categoría francesa. En su segunda campaña en primera (2000/2001), el central francés se afianzó en el centro de la zaga del Stade Rennais y acabó siendo titular indiscutible, realizando una gran temporada y debutando con la selección francesa sub 21 en febrero del 2000, convirtiéndose desde entonces en un fijo en las convocatorias.

Escudé en el Rennes

En la campaña 2001/2002, Escudé disputó 32 encuentros de las 34 jornadas del campeonato francés, además de disputar la fase de clasificación del campeonato europeo sub 21, jugando como titular y enfrentándose a la España de Xavi Hernández, Pepe Reina y Carlos Marchena, entre otros. Acudió al campeonato y fue una de las figuras más destacadas de Francia, siendo titular indiscutible. La selección gala llegó a la final, con Escudé en el centro de la zaga, pero acabó saliendo derrotada en la tanda de penaltis frente a la República Checa, con un sensacional Petr Čech.

Escudé con la sub 21

La siguiente campaña, la 2002/2003 sería la última en las filas del Stade Rennais, Escudé, ya era una de las más firmes promesas del fútbol francés. Continuó siendo titular indiscutible y finalizó una excelente temporada. Su actuación en el europeo sub 21 y el rendimiento en su club propiciaron el interés de numerosos clubes, entre ellos el Manchester United. Finalmente fue el Ajax de Amsterdam quien se hizo con sus servicios.

Su primera experiencia fuera de Francia




Julien Escudé llegó al Ajax en la temporada 2003/2004, allí coincidió con los jóvenes Wesley Sneijder, Zlatan Ibrahimovic y Van der Vaart, entre otros grandes jugadores. También formaba parte de esa plantilla Tom de Mul, que ficharía por el Sevilla posteriormente. Ronald Koeman era el entrenador de aquel Ajax, Escudé se adaptó a la perfección a su nuevo club, gozando de la confianza del técnico holandés, disputando 31 partidos de liga, en los que marcó un gol. Debutó en la Champions League, participando en 7 partidos de la competición. Además, el equipo consiguió ganar la liga holandesa.
Después de aquella gran temporada, Escudé continuó siendo un pilar básico para su equipo en la campaña 2004/2005, disputando 28 partidos de liga, 4 de liga de campeones y otros 2 de la uefa. El central francés, además, explotó una nueva faceta, marcando 5 tantos en la liga. En el último tramo del campeonato asumió el papel de capitán del equipo.

Escudé lució el brazalete de capitán

Julien Escudé comenzó la temporada 2005/2006 siendo el capitán del equipo holandés. Tras una derrota del Ajax como local frente al Feyenoord, en la tercerca jornada de liga, el técnico Danny Blind, que había sustituido a Koeman en febrero de 2005, criticó su actuación y no volvió a contar con él. Desde ese momento, Escudé no entraba en los planes del entrenador y permaneció inactivo. El club le buscó una salida en el mercado de invierno y el Sevilla se interesó por él.

Su etapa más gloriosa, en Nervión


Temporada 2005/2006
 
Escudé llegó al Sevilla en el mercado invernal de traspasos de la temporada 2005/2006, el conjunto hispalense abonó por su traspaso una cifra cercana a los dos millones de euros. El club buscaba un defensa central tras la salida de Pablo Alfaro y la lesión de Pablo Ruiz, así que se lanzó a por el defensor galo, que no entraba en los planes del Ajax. En su presentación, fue definido como un futbolista polivalente, que podía jugar de defensa central, lateral izquierdo e incluso de centrocampista defensivo. Aunque en el Sevilla, como veremos más adelante, jugó casi exclusivamente como defensa central.
Escudé, con 26 años, en plena madurez futbolística, afrontaba un nuevo reto con el objetivo de relanzar su carrera y hacerse un hueco en las convocatorias de la selección absoluta de Francia. Debutó en el Ramón de Carranza, en la jornada nº 23. Salió desde el banquillo en el minuto 79 del encuentro, sustituyendo a Enzo Maresca y ocupando el puesto de centrocampista de corte defensivo, dejando muy buenas sensaciones. Asistió a Kanouté, en una bonita combinación, para que hiciera el 0-4 definitivo. A pesar de haber llegado algo falto de ritmo, acabó haciéndose un hueco en el once inicial, participando en 16 partidos de liga y 7 de uefa, incluída la final frente al Middlesbrough, que supuso el primer título europeo en la historia del Sevilla.

Escudé entró en el once inicial de la final de uefa

Temporada 2006/2007

Después de aquella sensacional temporada, Escudé afrontaba una nueva campaña con ilusión, esta vez, con la ventaja de realizar la pretemporada con el equipo sevillista. El francés confirmó las cualidades que exhibió la pasada campaña en la nueva temporada 2006/2007, probablemente, firmando su mejor campaña como sevillista y debutando, además, con la selección absoluta de Francia en noviembre del 2006. Julien Escudé no era el típico central tosco, era un central técnico que sabía sacar el balón jugado desde atrás, manejaba a la perfección el juego aéreo, destacaba por su colocación en el terreno de juego, y su inteligencia le permitía recuperar la posesión sin tener que emplear un juego brusco. Formó una dupla defensiva espectacular junto a Javi Navarro, ambos centrales se compenetraron muy bien y al francés le vino genial tener a su lado a un defensa de las características del valenciano, formando una pareja de centrales muy equilibrada. De hecho, el Sevilla fue el segundo equipo menos goleado de la liga. Escudé participó en 30 partidos de liga y marcó su primer gol como sevillista. También disputó 12 encuentros de uefa y 7 de copa del rey, además de ser titular en la victoria del Sevilla frente al Barcelona en la supercopa de Europa. El palmarés de Escudé se incrementó con una segunda copa de la uefa (no pudo jugar la final por sanción), una copa del rey y la citada supercopa de Europa. Una temporada redonda.


Temporada 2007/2008 

Escudé afrontaba su tercera campaña en el Sevilla. La temporada se inició con otro título, la supercopa de España, lograda ante el Real Madrid. Sin embargo, posteriormente, el rendimiento del equipo disminuyó considerablemente debido al mazazo que supuso el fallecimiento de Antonio Puerta a comienzos de la temporada, la lesión de Javi Navarro y la posterior marcha de Juande Ramos. Aún así, el Sevilla quedó quinto en liga, con Manolo Jiménez en el banquillo. Escudé comenzó la temporada entre algodones, y luego cayó definitivamente lesionado. Estas circunstancias hicieron que el Sevilla perdiera la gran solvencia defensiva que demostró en temporadas anteriores. El francés solo pudo participar en 16 partidos de liga y en 5 de Champions, competición en la que hizo dos goles. Tras haber disputado varios partidos con su selección en la fase de clasificación para la Eurocopa, finalmente, el seleccionador galo no contó con Escudé y se quedó fuera de la convocatoria para la Eurocopa de 2008.
 

Temporada 2008/2009

Tras pasar una campaña en la que no jugó demasiado debido a las lesiones, Escudé volvió a recuperar la titularidad en esta campaña y no pudo jugar más por un par de lesiones que le dejaron fuera del equipo durante dos meses aproximadamente. El equipo recobró la solvencia defensiva, finalizó en la tercera posición y estuvo muy cerca de volver a disputar una nueva final de copa. La llegada de su compatriota Squillaci favoreció su rendimiento al ser un central de características similares a Javi Navarro. Escudé participó en 26 partidos de liga en los que anotó un gol, también disputó 5 partidos de copa y otros tantos en la uefa.


Temporada 2009/2010

Escudé, con 30 años, afrontaba su quinta temporada en el Sevilla. La zaga sevillista sufrió numerosas bajas por lesión a lo largo de la campaña. El francés fue convocado regularmente por su selección, formando pareja defensiva junto a Squillaci en varias ocasiones. En noviembre, durante uno de sus compromisos con Francia, recibió un fuerte golpe en el pómulo y la nariz, teniendo que ser intervenido quirúrgicamente y permaneciendo casi un mes en el dique seco. Posteriormente tuvo que jugar con una máscara protectora. En esta campaña formó pareja defensiva habitualmente junto a Ivica Dragutinovic. La plaga de lesiones que azotó al Sevilla en la línea defensiva mermó al equipo, que finalmente ocupó el cuarto puesto en la tabla. Aunque Manolo Jiménez fue destituido en el tramo final, el Sevilla volvió a lograr un nuevo título, venciendo al Atlético de Madrid en la final de la copa del rey. Escudé jugó 24 partidos de liga, 4 en champions y 8 de copa, incluyendo la final, en donde cuajó un gran encuentro. A pesar de haber jugado habitualmente con su selección, finalmente no entró en la lista de convocados para el Mundial de Sudáfrica. Curiosamente, el futbolista, se enteró por medio de un amigo de la familia que trabajaba en Carrefour, que alertó a Escudé de que no se encontraba entre las 23 chapas de una promoción, algo que sorprendió al francés, ya que la lista de convocados aún no había sido pública.

Imágenes de la temporada:


Temporada 2010/2011

Escudé firmó su renovación antes de comenzar la temporada, ampliando su contrato hasta 2013. La generación que le dió la gloria al Sevilla estaba llegando a su fin. El equipo no se reforzó lo suficiente y tras un pésimo comienzo, en el que el Sevilla salió derrotado en la supercopa y fue eliminado en la previa de la champions, Antonio Álvarez fue destituido tras las primeras jornadas y en su lugar se firmó a Gregorio Manzano. A pesar del rendimiento irregular del equipo, el Sevilla finalizó en la quinta posición. La línea defensiva encajó demasiados goles. Escudé no tuvo un compañero fijo en la zaga, Squillaci se marchó al Arsenal, Dragutinovic permaneció lesionado durante toda la campaña, y tanto Alexis como Fazio no estuvieron a la altura. Escudé disputó 28 partidos de liga, anotando dos goles. Participó en 7 encuentros de copa, donde el Sevilla salió derrotado en unas polémicas semifinales por el Real Madrid. También intervino en 7 partidos de competiciones europeas, la previa de la champions y los posteriores encuentros de uefa.

  

Temporada 2011/2012 

Escudé, con 32 años, cumplía su séptima temporada como sevillista. A pesar de que se rumoreó su salida, el futbolista francés permaneció en el Sevilla aunque ésta resultó a la postre su última campaña en Nervión. El Sevilla contrató a Marcelino pero ni éste ni Michel, posteriormente, lograron enderezar la trayectoria del club sevillista en liga. Además, el equipo fue eliminado de la uefa a las primeras de cambio. El Sevilla no se clasificó para jugar en Europa por primera vez en muchos años y aquello supuso el fin de un ciclo. Escudé participó en 24 encuentros de liga y marcó un gol, formando pareja defensiva con Fazio. Al finalizar la temporada, el club tenía la intención de ir renovando la plantilla, intentando reducir los altos salarios, así, Escudé llegó a un acuerdo con el club para rescindir su contrato y acabó firmando por el Besiktas. 


Su despedida del Sevilla 

Escudé ponía fin a una etapa gloriosa, adaptado plenamente a la ciudad, el galo se marchaba con todo el dolor de su corazón. El club le brindó una bonita despedida, acompañado de los títulos que ganó en su etapa como sevillista. Abandonaba Nervión uno de los mejores defensas centrales de la historia del club, con 239 partidos oficiales a su espalda, seis títulos, siete goles anotados, y todo el cariño y agradecimiento de la afición sevillista. Toda una Leyenda del Sevillismo. Escudé, visiblemente emocionado, pronunció unas palabras de despedida:


Una última aventura 


Escudé llegó al Besiktas turco en la temporada 2012/2013 para vivir una última aventura, Turquía fue el cuarto país en donde Escudé desembarcó para aportar su fútbol. Tras 31 partidos oficiales en sus dos temporadas, el defensor francés decidió finalizar su carrera en 2014, con 34 años.

Una nueva etapa alejado de los terrenos de juego 

Una vez finalizada su carrera como futbolista, Escudé, un tipo culto, educado y discreto fuera de los terrenos de juego, decidió desligarse del mundo del fútbol y dedicarse a su familia. En abril de 2015, tuvo un bonito detalle homenajeando a Antonio Puerta en el maratón de Madrid, en donde corrió con la camiseta de la supercopa de Europa que el Sevilla disputó tras la muerte de Puerta y en la que figuraba su nombre en el reverso. Ocasionalmente, también ha ejercido como comentarista deportivo. 


Recientemente, decidió dedicarse a otra de sus pasiones, la gastronomía y abrió un restaurante en Madrid con el nombre de SQD, las siglas que lució en su camiseta las últimas temporadas, donde fusiona la cocina francesa con la española.











































No hay comentarios:

Publicar un comentario