22 octubre 2015

Manchester City 2-1 Sevilla, cruel derrota de un buen Sevilla

gol konoplyanka

El Sevilla salió derrotado del Etihad Stadium ante el Manchester City tras un gol en el minuto 91 de Bruyne. El conjunto sevillista cuajó un buen partido pero se le escapó el empate en los compases finales del encuentro, una derrota totalmente inmerecida.

El Sevilla se tendrá que jugar el pase a la siguiente ronda en sus dos partidos como local ante Manchester City y Juventus, y como visitante ante el Borussia.
El conjunto entrenado por Unai Emery realizó una gran primera parte. En un estadio abarrotado y con los aficionados sevillistas haciendo sentir a sus jugadores como si jugaran en el Sánchez Pizjuán.
El encuentro comenzó con los dos equipos tanteándose. El Sevilla, bien ordenado, poco a poco fue haciéndose con el control del partido. La primera ocasión del partido la tuvo Navas a los 9 minutos, el exjugador sevillista armó un potente disparo desde fuera del área que se marchó muy cerca de la escuadra de la portería defendida por Sergio Rico. En la siguiente jugada, tras una llegada por la banda defendida por Coke, De Bruyne manda un pase raso para que Bony dispare sin mucho peligro y ataje Rico. Tras esas dos ocasiones del conjunto inglés, el Sevilla comenzó a tener la posesión de la pelota y a hacerse con el mando del juego. Los de Nervión empezaban a merodear el área del City con asiduidad, presionando muy arriba. En el minuto 17, Konoplyanka, que se estaba mostrando muy activo, manda el balón a la madera tras botar una falta algo escorada que a punto estuvo de entrar, el rechace lo enganchó Krychowiak obligando a Hart a esforzarse para mandar el balón a corner. Prueba del dominio sevillista, en el minuto 20 del encuentro, el Sevilla había disfrutado de hasta seis corners por ninguno del conjunto inglés.
En el 22´ el City responde con un disparo de Touré, que tras rebotar en en Konoplyanka, se envenena y se marcha por encima del larguero. El partido estaba siendo muy entretenido. El Sevilla llegaba una y otra vez, entrando especialmente por las bandas y con un Banega que templaba el ritmo del partido.
En el minuto 27 Krychowiak, bien posicionado, no consigue rematar con acierto un buen corner sacado por Konoplyanka. El Sevilla estaba encerrando en su propio campo al Manchester City, que solo podía gozar de alguna oportunidad jugando al contragolpe. Cuando mejor estaba el Sevilla y en pleno asedio, llegaría el tanto sevillista, Vitolo se adentra en el área hasta la línea de fondo para mandar un pase raso atrás que Konoplyanka, desde el punto de penalti, envía con el interior del pie al fondo de la portería haciendo inútil la estirada de Hart. El Sevilla se adelantaba merecidamente en el marcador en el minuto 30 del encuentro.
gol konoplyanka
Konoplyanka celebrando el gol

Por desgracia, la alegría duró poco. En la siguiente jugada de peligro del City, Touré, dentro del área y pegado a la línea de fondo, consigue marcharse de Kolo, que estuvo algo blandito, y logra centrar para Sterling que dispara a quemarropa muy cerca del área chica para que Rico despeje, el rechace le cae a Bony, que golpea el balón muy mal pero rebota en Rami y se cuela en la portería sevillista. Un gol que ponía el empate en el marcador en el minuto 36.

rami
La jugada del 1-1

Muy mala fortuna para el conjunto sevillista, que con el marcador a favor y el claro dominio del encuentro vió como el City empataba en el mejor momento del Sevilla. 
Pero los sevillistas no se arrugaron y en el 43´, Gameiro tuvo una oportunidad clarísima de volver a adelantarse en el marcador, tras una volea en semifallo de Krychowiak, el balón le cae a Gameiro totalmente solo en el área chica pero el remate de cabeza del francés se marcha alto.
La primera parte llegó a su fin con el resultado de 1-1 en el marcador. El Sevilla había sido mejor pero un golpe de suerte, en la jugada del gol del empate, unido al fallo de Kolo, hicieron que los sevillistas no estuvieran por delante en el marcador. Nueve corners a favor, un 56 % de posesión, ocho lanzamientos de falta, seis remates y una sola falta cometida evidenciaban que el Sevilla, fue mejor y apenas sufrió durante la primera parte.
La segunda parte dió comienzo con los mismos hombres sobre el césped. Tras la charla en el descanso, el Sevilla no salió tan agresivo y dió un pequeño paso atrás, aún así se siguió mostrando cómodo en el campo y saliendo al contragolpe con facilidad, además de conservar la posesión del balón.
En el 55´, Gameiro vuelve a tener una gran oportunidad pero de nuevo manda su cabezazo alto desde dentro del área chica tras un centro de Tremoulinas. Navas respondió en la siguiente jugada con un fuerte chut que Rico atajó en dos tiempos. En el 66´ Unai Emery sustituye a Banega para dar entrada en el campo a Krohn-Dehli, una decisión bastante extraña, con el consiguiente enfado del argentino. Tres minutos después, a punto estuvo de anotar Iborra, que enganchó una volea tras un centro por banda izquierda, el balón golpeó ligeramente en Gameiro y a punto estuvo de alojarse en la portería rival. El Sevilla se defendía bien, apenas creaba ocasiones de verdadero peligro el City, en gran medida, debido a que Coke y Tremoulinas estaban comiéndose a Navas y Bruyne, respectivamente.
En el 75´ Krohn-Dehli, pisa área y se saca un buen disparo, que tras golpear en un defensor pega en el lateral de la red. En el minuto 78´ el técnico sevillista decide sustituir a Konoplyanka, que estaba siendo el hombre más peligroso del Sevilla, por N´Zonzi. Unai Emery mandó un mensaje equivocado al equipo con este cambio, parecía conformarse con el empate. cuando los sevillistas tenían una oportunidad de oro para llevarse los tres puntos. Incomprendible sustitución, el ucraniano no parecía tener ningún problema físico. En el tramo final del partido, ambos conjuntos no arriesgaban demasiado. En el 84´ Coke se marcha del campo para que entre en su lugar Mariano. Rozando el minuto 90 de partido, el Manchester City goza de un buen par de oportunidades, tras un peligroso centro al que no llegó Sterling y un disparo de Touré que salvó Sergio Rico.
Pero el destino le tenía guardado un cruel final al Sevilla. Tras perder el balón Krohn-Dehli, Krychowiak, que se había desfondado durante todo el partido, no logra detener a Touré, que inicia la contra. El polaco, quedó tendido en el césped, consciente de lo que se venía encima. De Bruyne recibe el balón en banda, recorta hacia dentro y cruza un balón raso ajustado al palo derecho que defendía Rico, que nada pudo hacer. Era el minuto 91´ y apenas quedó tiempo para empatar. El Sevilla mereció mucho más.

Gran parte de las posibilidades de pasar a la siguiente ronda pasan por ganarle al Manchester City en el Pizjuán en la próxima jornada de la Champions League. La clasificación quedó así tras el partido disputado en el Etihad Stadium:


No hay comentarios:

Publicar un comentario